25 oct. 2012

Y EL DOLOR VA Y VIENE.


Es una puntada en el corazón que se dispersa por todo el cuerpo, invade cada milímetro de mi ser.
Dolor profundo, que lastima, trato de evitarlo, busco la forma de sacarlo, pero él sigue empecinado en un eterno ir y venir.
Son los recuerdos, que como destellos vienen, que duelen y vuelven a lastimar casi como la primera vez y temo, a veces temo volver sin quererlo a esa zona oscura de mi mente que me hace perder todos mis sentimientos y con la fuerza, la poca fuerza que me queda en ese momento trato de despejarlo. 
Seguir adelante es mi única meta y hacia ella, a veces con gran esfuerzo, me dirijo.
No sé si el fin esta cerca o lejos ¿es que alguien me lo podría decir? Lo único que sé es que mi alma por momentos pide paz, es que mi cuerpo pide un descanso de tantos dolores que el dolor le provoca.







No hay comentarios:

Publicar un comentario