10 nov. 2012

EN VERDAD SON LINDAS MIS SIERRAS





Que linda es mi provincia. Sierras, lagos, ríos, arroyos, cada rincón tiene historia, cada lugar es un paisaje distinto.
Tomamos la ruta que rodea las sierras, árboles, arbustos, pasto, alguna construcción se puede ver entre las piedras.
El cielo azul, un sol cálido dando más esplendor  al paisaje, el aire es puro  y el silencio relajante.
Vamos subiendo sin darnos cuenta, el paisaje en un constante cambio, en algún sector todo es virgen y en otro vemos la mano del hombre, zonas negras y desbastadas por el fuego y en donde milagrosamente la vegetación comienza a abrirse paso. Manchas verdes sobre un fondo negro, hojas verdes en los troncos negros. Cosas de la naturaleza que todo lo puede.
Al fondo se comienza a divisar una pequeña mancha azul que a medida que avanzamos va creciendo, un lago aparece y domina el paisaje, abrazado por las sierras, rodeado de verde está ahí, tan azul que se confunde con el cielo, con reflejos de sol haciendo de estrellas en el agua. Todo allí parece estático. Y allí nos quedamos, respiramos la paz del lugar, llenando los pulmones de aire puro con olorcito a naturaleza, admirando el paisaje, absorbiendo los rayos tibios del sol, escuchando el silencio.
Si, en verdad, que lindas son mis sierras.



1 comentario:

  1. La Naturaleza es un regalo que no tiene precio.
    Si que deben ser bonitas tus sierras, sí.
    Un saludo

    ResponderEliminar