10 nov. 2012

MIS ESTADOS




Mis estados de ánimo son cambiantes,  mis presentimientos vienen y van, puede invadirme una inmensa angustia que me lleva al llanto sin motivo o una gran alegría acompañada de carcajadas.
En la búsqueda de ayuda y explicación solo comprendí que soy así, que el sentir es lo único que yo no puedo manejar y que debo dejar que el me domine y es así que me dejo dominar.
Lloro abiertamente, porque sé que las lágrimas limpian mi alma, rio abiertamente, porque sé que las carcajadas son los que mantienen joven mi espíritu.
Pido abrazos y doy abrazos a mis afectos, porque sé que eso me calma.
Aprendí, a los golpes, que los sentimientos hacia otros existen o no y si no están no se debe forzar su búsqueda.
Se quiere con el corazón y no con el cerebro y me arrepiento de no haberlo descubierto antes porque a lo mejor mi vida podría haber sido distinta. 
Tantas cosas que calle, tantos secretos guardados, tantos sentimientos no expresados, llantos contenidos, risas soltadas, momentos vividos que tanto daño le hicieron a mi cuerpo y a mi alma.
Y ahora lo sé, lo expreso y soporto mis sentimientos. Los que me llevan de la lágrima a la risa, pero ya con total libertad los dejo salir espontáneamente porque en definitiva, en verdad, y como me dijeron son ellos los que ahora me dominan.



1 comentario:

  1. Desgraciadamente así es como aprendemos, a fuerza de golpes. Todos hemos escondido nuestro sentir alguna vez, cuando lo natural sería dejarse llevar, pero somos así, sentimos pudor frente a nuestros propios sentimiento, o quizá sea un orgullo mal entendido, no sé.
    Un besito

    ResponderEliminar