12 feb. 2013

Y ACA ESTOY…




Y acá estoy, viviendo la vida, contando mi historia, preguntándome que mas me faltó, sintiéndome feliz por momentos triste por momentos, buscando el equilibrio que a veces no encuentro.
Llena de preguntas sin respuestas, tratando a veces de consolar mi propio dolor, ese dolor que trato de dejar pero que por ratos aparece y lastima. Dejo atrás el pasado pero siento que el pasado no  me puede dejar y decide volver, vuelve en otros hechos distintos pero que se hacen recuerdo de lo que ya fue.
Me complace seguir de pie y los momentos tristes están, nunca se irán,  pero sigo luchando contra ellos, seguiré hasta el final y sé que llegará el día en que todo cambiará, es lo que busco, ese cambio que definitivamente logre que mi alma tenga paz, que mi rostro tenga la sonrisa eterna.
Y acá estoy, haciéndome preguntas sin respuestas, buscando explicación a las cosas, ¿Por qué me pasó a mí? ¿Cómo pueden los padres dejar de relacionarse con sus hijos? ¿Por qué si la vida es linda a veces parece tan dura? ¿Cómo se puede fingir lo que no se siente? ¿Porqué el amor duele cuando no se siente recíproco? 
Y la respuesta parece ser una y única, es la vida, la vida que llena de experiencias, la vida  que enseña con el dolor, la misma vida que nos da las alegrías y que en definitiva buena o mala,  dolorosa o no es la que nos hace comprender que estamos vivos y que podemos hacer algo con eso.
Y ahora sí me convenzo que si todo eso me pasó algún sentido tenía y lo encuentro acá en el contar, esta es mi vida, de allí salí, con mis historias me formé, ella me hizo lo que soy, así, simplemente así, alegre y melancólica, con ideas propias, con pensamientos propios, así sin importarme lo que piensen, orgullosa de mi, orgullosa de lo que hice y fui, orgullosa de lo que hago y soy.




2 comentarios:

  1. Hay momentos de la vida que son difíciles de entender, que no digo de superar porque con el paso del tiempo vamos asumiendo que fueron así y ya está, que no nos queda más que continuar adelante porque atrás no hay forma de volver. Cuando no es una cosa es otra, y seguramente asumiremos esta y aparecerá otra distinta. Es complicado y es terrible cuando una se pregunta ¿Por qué me pasó a mi?¿Por qué a mi hija?.... Y tantas muchas más...

    Besitos!!! Y no olvides, siempre adelante.

    ResponderEliminar
  2. Pero tu amiga...eres una mujer tan fuerte. Vuelas en el cielo como un águila en su plenitud...estás tan llena de paz en este tiempo. Te admiro tanto ami...te quiero.

    ResponderEliminar