30 mar. 2013

TE EXTRAÑO



Te extraño.
Las agujas del reloj giran sin marcar las horas.
Los días corren rápidos y eternos.
Yo sigo aquí, en penumbras, esperando pacientemente tu regreso.
La noche se hace larga y tú, a mi lado,  como un fantasma me acompañas.
Siento tu risa aunque no rías.
Siento tus caricias que ya no me acarician.
Si, te extraño, aunque estés a mi lado, aún así te extraño.
Siento nostalgia del tiempo vivido, de los momentos compartidos.
Nostalgia de todo lo que juntos hicimos.
Estas a mi lado sin estarlo, y por eso más te extraño.
Y sigo esperando tu regreso, aunque no te hayas ido.
Y espero pacientemente que vuelvas completamente a mi lado, como antes, con tu mente, con tu alma, con tu cuerpo.
Te extraño…




1 comentario:

  1. La nostalgia a menudo nos juega malas pasadas, deseamos algo tanto y con tanta intensidad que decir "te extraño" nos ocupa más y más ese espacio que duele.

    ResponderEliminar