14 abr. 2013

QUINCE AÑOS DESPUES




Recuerdo tiempos pasados. Afectos. Momentos vividos. Ratos compartidos.
Noches de guitarra cuando juntos cantábamos, películas alquiladas en la época del video casete, milanesas con papas fritas, cabalgatas en las sierras.
Aun recuerdo el día que para el sur te fuiste y casi no nos veíamos, es que ya era difícil compaginar las visitas y más de mil kilómetros ahora nos separan.
Y el tiempo paso y dejamos la adolescencia y un día nos volvimos a encontrar, vos sabias muy poco de mi yo muy poco de vos.
Mediante internet que hace posibles los reencuentros nos encontramos en el face, chateamos chateamos y nos dimos cuenta que nos extrañábamos mucho y que nos teníamos que ver.
Y así, quince años después, al fin un ómnibus arribo y bajaste vos, estabas igual, con tu enorme y hermosa sonrisa, los aires del sur te mantienen como adolescente, nos dimos un enorme abrazo, aun lo llevo conmigo, como para no conservarlo!!! Hermoso abrazo que espero quince años.
Y de nuevo nos reímos, en largas charlas entre cigarrillos y fernet.
Y nos contamos nuestras vidas, y los días fueron pocos, había tanto para hablar!!!!! Pero el tiempo pasa rápido y te volviste a ir, y nos volvimos a dar un abrazo interminable de despedida.
_ Nos vamos a volver a  ver primo? – pregunte yo con un nudo en la garganta
_ Claro que sí prima!!!!! – me contestaste vos mientras fuerte me abrazabas.
Y te fuiste, y apenas partiste mis ojos se llenaron de lagrimas, y te extrañe en ese preciso momento y aun hoy te extraño. 
Y ahora, aún en la distancia mi corazón esta junto al tuyo como única forma de ayudarte a mitigar el gran dolor que estas atravesando.
Maldita distancia que no me permite ir a fundirme con vos en ese abrazo que te es tan necesario.







1 abr. 2013

Y SIGO...





Y sigo…
Sigo escribiendo, poniendo palabras en el papel, en las hojas de mi cuaderno rojo. Palabras que se acomodan en los renglones y cuentan cosas, expresando sentimientos cuento mi historia, pequeñas muestras de mi vida,  lo que veo,  lo que siento.
Y mi mente trabaja, buscando dar forma a las oraciones, tratando de encontrar las palabras justas para formarlas, buscando la mejor expresión para que se entienda.
 Mi corazón desparrama sus sentimientos, los malos y los buenos, los que me llenaron y llenan, los que en algún momento me dejaron un vacio irremediable, todos ellos son los que expreso.
Y seguiré, llenando de letras bailarinas mi cuaderno, formando con ellas palabras, palabras simples que en simples frases puedan narrar todo esto que viví y sentí, todo esto que vivo y siento y seguramente todo lo que viviré y sentiré.
No sé si alguna vez llegará más allá, no sé si serán leídos por muchos más de los que ahora los leen, yo solamente sé que las palabras salen de mi y solas se acomodan en este cuaderno llenando poco a  poco sus hojas.